Blogia
CruceDeCaminos

El Famoso Plan

Hola, por tercera vez!!


El famoso, famosísimo, Plan Ibarretxe ha sido aprobado. Despúes de un largo paso por el Parlamente Vasco, la prensa, las tertulías de la radio y el manoseo por parte de todos, fue aprobado con los votos del partido ilegalizado Batasuna. A priori, para alguien que no conozca España, esto resultaría irrisorio, un plan separatista es aprobado en una cámara autonómica gracias a los votos de un partido ilegal... absurdo.


Sin entrar en discrepancias y valoraciones sobre los votos de Otegui y sus acólitos, era evidente que acabarían votando a favor del Plan, sobretodo al encontrarse en la posición de extrema debilidad en que se encuentra la izquierda abertzale, la banda terrorista ETA y todo su aparato ilegalizado. Este hecho no hace más que aportar más descredito a este Plan.


Y como suponía esta acción política por parte de la banda armada, también supongo que los objetivos de este Plan, de Ibarretxe, del PNV y de otros partidos nacionalistas vascos, no van a llegar a ningún sitio. El nacionalismo, sea de donde sea, tiene un problema... y es que los no nacionalistas somos más.


Pueden abrirse debates, incluso pueden cambiarse los estatutos de autonomía (para mí, nuestro estado ideal sería una república federal) pero de separarnos unos y otros, nada de nada... los conflictos y los problemas a los que se enfrentan los planes separatistas de cualquier gobierno autonómico, partido político o persona son múltiples y desde que estamos en Europa, mucho mayores. No solo significa romper con nuestra actual Constitución, si no también con la próxima Constitución Europea, con los miles de Tratados bilaterales que tiene España, con el EURO, con el BCE y con la práctica totalidad de los Organismos Internacionales.


Y visto desde ese punto de vista, el nacionalismo no es más que quimérico... pero da votos... y proporciona escaños y formas de vida a personajes como Arzallus, Carod-Rovira y tantos otros políticos que no tendrían cabida en un partido a nivel nacional por su mediocridad. Ese es el punto de vista para desarmar a los nacionalismos... su formalismo carece de sentido en la democracia del siglo XXI, como carencen de sentido los partidos comunistas y anarquistas, o los de corte fascista, aunque estos sean mucho más peligrosos por el corte populista de quien los dirige.


Pero aún así, en vez de enfocar sus aspiraciones siendo Partidos localistas que defienden los derechos de determinadas zonas, como existen en determinados casos en España, funcionan bajo mecanismos e ideas obsoletas, que buscan una utopia inalcanzable para manejarse y mantenerse en el candelero hasta el infinito.


Vuestras opiniones quedan abiertas en los comentarios de abajo... espero que comenteís algo, puesto que este es un tema espinoso y polémico como pocos.


Un saludo, Carlos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

woodsman -

Ya que te han gustado tanto las palabras de Kennedy, te diré que son parte de un discurso de graduación que dió en la Universidad Americana de Washington en Junio del 63. Las oí por primera vez en la secuencia de titulos de crédito de la película JFK y dejaron una honda impresión en mi. Sobre todo una parte donde dice: "What kind of peace do I mean? What kind of peace do we seek? Not a Pax Americana enforced on the world by American weapons of war. Not the peace of the grave or the security of the slave." ¿Que diferencia entre Bush y Kennedy, eh?

Aquí está el link al discurso entero, por si quieres echarle un vistazo: http://www.ratical.org/co-globalize/JFK061063.html

woodsman -

Como dice la canción de un grupo español de cuyo nombre no me acuerdo: "las banderas no son más que trapos de colores". A mi los nacionalismos me dan un poco de alergia; pero todos, incluído el español. He de confesar que me entristecería un poco que Cataluña o Euskadi dejeran de formar parte de España, pero no en el fondo me da un poco igual. Lo que de verdad me parece triste es que la gente se pelee y llegue incluso a matar por cambiar lo que a mi juicio no es más que una etiqueta. Entiendo que la gente luche por conservar su cultura, o su idioma o por la independencia económica, pero no por un nombre o una bandera. ...

Siempre que intento explicar mi postura con respecto a los nacionalismos me vienen a la memoria las palabras de John F. Kennedy: "So, let us not be blind to our differences -- but let us also direct attention to our common interests and to the means by which those differences can be resolved. And if we cannot end now our differences, at least we can help make the world safe for diversity. For, in the final analysis, our most basic common link is that we all inhabit this small planet. We all breathe the same air. We all cherish our children's future. And we are all mortal." Suscribo cada palabra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres