Blogia
CruceDeCaminos

Carta

A Dios, donde quiera que esté,

Pudiste parar la lluvia aquella noche, con tu aliento divino deshacer hasta esquirlas el huracán que nos atormentaba. Pudiste abrir el cielo a una noche estrellada; completar tu castigo solo como una advertencia. Pero no lo hiciste, te llevaste mi casa, mis hijos y mi mujer. Me hiciste perder todo lo que tengo. Me hiciste ver sus cuerpos bajo trozos de madera y recuerdos de mi hogar.

Contemplo pequeños trozos de mi humilde casa de madera, construido con mi esfuerzo y el de mis familiares, después de tres años de trabajo. Ahora todo es simple basura y levanto trozos y encuentro una camiseta de mi pequeño. Y ninguno de ellos volverá.

Desde algún lugar nos contemplar y decides, nos castigas y nos oligas a aceptarlo para estar en tu gloria. A pesar de que creyera fervientemente en ti y en tu bondad, a pesar de que cumpliera todo lo mandado e intentara ser bueno. A pesar de todo me obligas a sufrir sin límite.

¿Tengo que creer que estos son los actos de un Dios compasivo? ¿De un Dios justo? ¿De un Dios inteligente? Al infierno con tus castigos. Te serví aquí en mi Tierra, cumplí tus palabras... Al infierno contigo!

Un padre víctima del huracán "Iván",

------

P.S.: Inspirado y dedicado a todas las víctimas de las catastrofes naturales, especialmente a las del Huracán Mitch entonces y a las que sufren en estos días la temporada de huracanes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Mirada Inocente -

¿Por qué siempre reciben los que menos tienen? El mundo está mal repartido, sí, y los fenómenos naturales parecen incluso confirmar esa diferencia de clases... solidaridad con las víctimas del terrible iván.

La Mariposa -

Cuánta razón tienes... Es lícito perder la Fe en Dios o en el algo o alguien que decide, da y quita. A veces parece que los acontecimientos nos empujen a hacerlo. Dicen que la Fe no debería perderse nunca.

Pues yo estoy contigo. Al diablo con la Fe cuando el mundo se nos cae encima. Si yo fuera el padre de esos críos, el esposo de esa mujer y el amo de esa casa... ni Fe ni mentiras de tres al cuarto.

Gracias a lo que/quien sea, yo todavía puedo conservarla. Pero no juzgo a quienes, con causa, les obligaron a perderla.

Gracias por tu carta y besos voladores ;-)

pd: Feliz fin de semana
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres