Blogia
CruceDeCaminos

Escribir Sin Pensar

Y sobre que escribo hoy...


...dejemos volar la imaginación:


Salto de una canción a otra, paso, paso, paso, sin pensar, hasta que llego a alguna de Green Day, o de Enrique Morente, o de Charlie Parker... y todo porque busco la canción perfecta que me sepa a tí, en un quejío por alegrias, o en el vibrante metal de una trompeta de Jazz.


A veces pienso, que estar como estoy, es igual a viajar en un tren fantasma, con vagones translucidos, que solo los que viajan dentro son capaces de ver. Yo soy su único viajero, viendo pasar la vida deprisa, pero moviendome muy despacio. Sin encontrar un pequeño asidero al que agarrarme para dejar de sentir la fuerza de la gravedad que tira de mi cuerpo hacia atrás.


Otras veces creo, que me siento capaz de caminar sobre el agua, o hacer cualquier otra cosa mesiánica que me permita llegar hasta la última fibra de su corazón. Algo tan sencillo, pero tan impresionante, como dibujar las letras de su nombre en el espacio con todas las estrellas que le gustan, que le gustarían si fuera la protagonista de mi novela,... Antares, Orion, Perseo, Borealis...


Pero no es ninguno de esos días, hoy es un día raro, incomodo, desangelado, en el que solo pienso, en que tengo que empezar a escribir ya, a hacer lo que se debe de hacer, sin pensar, dejando volar mis dedos sobre cada letra, para provocar un torrente de palabras capaz de hacerla cambiar de opinión, de ilusionarla ante la perspectiva de que cada hora, cada minuto que pasa sin estar junto a mí, deja de ser feliz y deja pasar una oportunidad inmejorable de mejorar su vida.


Pero no lo hago, no empiezo a escribir, tengo miedo a mis propias palabras, a que se liberen de mi voluntad y tomen vida propia, que desvistan las cadenas con las que las envuelvo para que tenga el significado preciso que quiero y se marchen por toda la página para confundirme y transtornarme. Y esas palabras sincronizadas perfectamente para convencerla que me ame, como el que escribe una escritura que es palabra de dios, se transforme en vacuidad, en un aspecto más de mi mediocre existencia y que solo sirvan para que piense que estoy tan loco como para escribir doscientas palabras sin pensar.

Uffff... es agotador... escribir sin pensar, dejando que los pensamientos inconexos broten... la proxima vez me lo pensaré mejor.


Un saludo a todos. Y perdonar por esta pequeña paranoia de hoy.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

rºCkO -

Ultimamente te veo muy profundo y el rollo que hace esa profundidad con la buena lectura que tienes,,, pues manda estos lujos de articulos...
Saludos..!!!

ademas oyes buena musica, para variar.

Rut -

Hola Carlos!
pues a mi me ha gustado esta paranoia, además pienso que las mejoras cosas que se escriben es cuando salen de tu mente así, rápido, sin pensar, directamente de tu cabeza al papel.

Un beso

Marta -

Me encanta ese estilo de palabras sin buscar, que vienen a la mente, una detrás de la otra. Es un buen ejercicio. Y uno aprende más sobre la otra persona ;)

Lou -

... encantada como siempre de leerte y sentir contigo esa "paranoia", espero pronto más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres