Blogia
CruceDeCaminos

Un Regalo

Hola A tod@s!!

Vuestras felicitaciones son todo un regalo, muchas gracias y como no puedo invitaros a tomaros una copa o a comer un cacho de tarta, os dejo esto aquí, un par de poesías más:

Vamos, ven a enseñarme,
Tu cuerpo bajo esa falda negra.
Que se roza,
Con tus piernas y tu sexo.

Un corazón vivo está lleno de calor,
De deseo, abrasando.
Y más lo está cuando te beso,
Ahora,
Mientras te estoy besando.

Y mis manos, buscan los botones,
Como teclas de piano.
Para tocar una melodía,
Que haga que todas las estrellas,
Inunden de luz tu cielo a borbotones.

Tu falda ya no es negra,
Ni blanca,
No tiene color.
Porque tu desnudez lo llena todo,
La habitación,
Las paredes,
Los cuadros.
No puedo respirar si quiera,
Porque tanta belleza me ahoga.

---

De abrir y cerrar,
De esconderse y dejar escapar.
Así era tu puerta,
La entrada y la salida,
A tu vida de dolor.

Salí a encontrarte,
Después de ver tú cara amoratada,
En aquella noche de agosto.
Puertas de cristal,
Mecanizadas,
Te dejaron entrar... en mi vida,
Mientras llorabas un río.

Urgencia,
De salvarte,
De evitar lo final.
Un par de puntos,
Y adiós.

En mi bata,
Tu sangre, manchando,
Penetrando en mi piel.
Y en mis ojos,
Tu piel cardenal,
Que me llamaba,
Me arrastraba a tu puerta,
Al igual que a ti...
Te había llevado a la mía.

Un taxi,
Rastreando el miedo,
Que de seguro te llevaba de vuelta.
Pensaba:
“Mis manos sanadoras,
Mis manos salvadoras”

Y el taxi detrás de tu coche,
Equivocado.
Malgastado el tiempo,
Perdido en sueños vanos.

Y la casualidad,
La causalidad,
De seguir una ambulancia,
Que me devolvía a la realidad.
Entroncada con la gravedad,
De abrir nuevas puertas,
De saltar sin paracaídas.

En tu puerta,
De esconderse y escapar,
Ni lo uno ni lo otro...
Solo un poco de tu sangre, de nuevo.
Penetrando en mí.

Y entonces,
No tener fuerzas ni para andar.
Solo de arrodillarme y llorar,
Por ver tu rostro, de nuevo,
Bajo las lágrimas moradas,
De tu piel fría.

De tu piel fría, penetrando en mí...

Vi una foto,
Sobre el televisor.
Y sé que me enamoré justamente,
Porque eras bella sin el terror,
Sin las capas de maquillaje de maltrato,
Que un asesino te propinó.

Un beso, ahora que por fin escapas...
Aunque hayas tenido que cerrar los ojos
Y no tu puerta.

---

P.S.: Espero que os gusten... son nuevos, no de los que os prometí que colgaría anteriores a mi etapa de bloguero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

lunaaaaa -

....tienen mucha Fuerza Carlos....Mucha Fuerza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres