Blogia
CruceDeCaminos

Alomojó... se visten de Prada

Alomojó... se visten de Prada

 

 

Hola a todos!

Resulta sorprendente la trama de los agentes secretos de la Comunidad de Madrid... es todo como de "Agentes de la T.I.A.", ya sabéis Mortadelo y Filemón, el profesor Bacterio et als...

Imagino la fundación de esta muy especial agencia de inteligencia.

Una noche, entre copita y copita de Tía María1, humo de puros y miradas desafiantes, Mariano le comentó a Espe: "Pues mira, que va a ser que no te voy a llevar en las listas al Congreso de los Diputados... como comprenderás Esperanza, uno es gallego y a veces se hace el tonto,... pero estudié Derecho Romano en la Universidad... y, hombre, hacerse un Julio Cesar está ya muy visto".

Espe, entre el cabreo y la obnubilación del alcohol... pensó: "el ioputa de Alberto ya me la ha jugado otra vez... los dos mamonazos estos me las van a pagar todas juntas... serán Maricomplejines".

Así que, con un puntito de incompostura que le hizo quitarse los zapatos de camino a casa en el coche oficial, llamó a Alfredo Prada2, su Consejero de Interior, y le dijo: “Tu serás James Bond... yo seré Mata-Hari”. 

A partir de ahí todo fue un ir y venir, que si buscamé unos Guardia Civiles jubilaos, que si coge una partida presupuestaría de Sanidad para pagarlos, que si “total si, Mister X montó los GAL, pues yo será la Lideresa X,... queda como de película de esas para frikis y me ganaré al público joven, que andan algo cabreaos con el tema del Abono Transporte”3

Luego, a Esperanza se le fue olvidando para que quería aquello, si total, en Madrid no había mucho que espiar,... porque la verdad, Madrid grande es... pero sales a dar una vuelta por Malasaña un sábado por la noche y es como Villaconejos de Arriba, todo el mundo se conoce.

Así que aquellos Guardias Civiles jubilautas se dedicaron a jugar al solitario en los portátiles de espía que les habían comprado con la partida para incubadoras y maquinas de diálisis, mientras que esperaban una misión bajo ordenes directas del Consejero Prada.

Alguna mañana, en la que Espe se excitaba escuchando a Losantos en el coche oficial, llegaba a la Puerta del Sol y llamaba a Prada para decirle que tenían que espiar a Maricomplejin. En cuanto este le pasaba la nota a sus SuperAgentes, estos tomaban muy amablemente la nota y la mandaban directamente a la trituradora de documentos supersecretos.

No porque no quisieran dejar rastros de las ordenes de sus superiores, si no porque se reunían en comité4 y decidían que ellos no eran gilipollas y no iban a espiar al Líder de la Oposición, que mira la que se montó con el rollo del CESID en los noventa.

Así que “Los hombres de Espe” vivían tranquilamente, hasta que un día llamó Prada.

“Mirad, que me ha llamado Esperanza, y que a ver si podríais enseñar al sobrino de su cuñada a ser espía, que el muchacho está  obsesionado con las pelis de Misión:Imposible y quiere hacer unas prácticas de empresa a ver si con algo de experiencia lo admiten después en la CIA”5.

Aquel muchacho joven y perspicaz, con flequillo a lo Jonas Brothers, llegó pensando que iba a saltar de trenes en marcha y a perseguir a malos malosos con deseos de convertir Madrid en un paraíso comunista.

Pero lo que encontró fue la cruda realidad.

Cuatro tipos con barriga cervecera y bigote, que mataban las horas en los sótanos supersecretos de la Consejería de Interior viendo porno bizarro japonés y escuchando los cotilleos de las secretarias de la planta sexta con sus sensores de microondas6.

Nuestro joven espía, iba dejando pasar las semanas, hasta que un día llamó a su tía y le dijo: “Mira, esto ni son prácticas ni nada, entre tu y yo, aquí no hay acción”.

Todos sabemos como son las cuñadas entre ellas y claro, Esperanza, en cuanto se enteró que su cuñada iban diciendo por las tiendas de Serrano y en las cenas familiares de Navidad que no tenía huevos... pues claro, todo se precipitó.

Esperanza llamó a Prada y le hizo un consejo de guerra... o lo que viene a ser lo mismo, le quito la parte de Interior de su Consejería y se la dio a alguien con más iniciativa, Francisco Granados7, no en vano, había sido Consejero de Infraestructuras.

En cuanto Granados tomo posesión, se reunió con su grupo de Agentes Secretos de Elite y les encargo la tarea de espiar lo que fuera, aunque fuera a los otros Consejeros8.

Lo que no contaba Granados es que el joven agente en prácticas, nuestro Povedilla particular, se lo tomaría tan a pecho...

...se dedicó a viajar a lejanos países, como Suráfrica, a grabar intercambios de bolsas9, a perseguir en coche a vicealcaldes de Madrid, a vigilar a empresarios de la construcción... trabajos de medio pelo que no podían igualar sus sueños de verdadero espía... el quería trabajar para la Casa Blanca...

...y un día la oferta soñada le llegó. Se pasaba al sector privado.

Con su sueldo de becario mileurista no podía vivir con los lujos de autentico James Bond... así que alguien le propuso amañar unas elecciones, con sus dotes innatas, y conseguir un cargo acorde a sus pretensiones.

Sería reconocido mundialmente.


El resto es historia:

Nanín pasó a formar parte del Staff de Calderón y a amañar asambleas... por el día, espiaba y mataba comunistas acompañando al Real Madrid en sus viajes por Europa... mientras que por las noches tomaba Dry Martinis en Pachá, eso sí, siempre vestido de Prada.

Cuando se destapó la trama en el Real Madrid, todo vino detrás y ahora... tiemblan en la Puerta del Sol, tiemblan en Genova, tiemblan algunos hasta en sus retiros dorados de Georgetown10.

¿Cual será el siguiente capitulo de la trama? ¿Será Nanín, el sobrinisimo con ínfulas de espía, en realidad, el joven amante de Espe? ¿Estará Nanín detrás de los suicidas de Leganés? ¿Será en realidad un actor contratado por el Follonero?

Pronto lo sabremos.

 

 

Carlos

P.S.: Cualquier parecía con la realidad, es pura coincidencia. Nuestros servicios alegales, nos protegerán ante cualquier tipo de demanda. 

 

 


Notas al pie:

1Admitamoslo, Espe tiene pinta de beber anís después de cenar, que es más español que la bandera y el patxarán se queda para los abertzales.

2Hombre clave en toda la trama, primo de Alfredo Landa por parte de abuelo paterno y de la familia de los Prada de toda la vida,... si, si... los de los zapatos y el autor católico de “Coños”.

3Esta reflexión se le vino después de un pase de X-Men 2 en Telemadrid,... se vio a si misma con el porte de Magneto, pero vestida de Prada, que para eso su consejero tiene mano y le hacen descuento, proclamando a un montón de jovenes de flequillo ladeado desde el balcón de Sol... “Yo, con mi superpoder privatizador, os llevaré hasta la victoria final”.

4Al fin y al cabo, no dejaban de ser funcionarios.

5Todos sabemos que ahora, para entrar en la C.I.A., se necesita tener experiencia previa, sobretodo después del 11-S. Que desde que privatizaron los servicios secretos, se acabó eso de coger a un mozalbete americano a punto de graduarse en el Tecnológico de Massachussets y convertirlo en Matt Damon, digo en Jason Bourne.

6Por lo visto, Catalina, la secretaria del Consejero no para de insinuarse al susodicho, porque quiere hacerle un bombo y así retirarse. Este, le ha contestado... mira, nena, si no te pones tetas nuevas... no tendrás paraíso.

7Granados, de los Granados de toda la vida, antiguo Consejero de Infraestructuras, era lo que vendría a llamarse en el argot un agente doble, experto en cobrar comisiones por las dos partes, primero de la constructora y luego de la concesionaria.

8Si habían decapitado a su predecesor, en cualquier momento podría pasarlo lo mismo a él. Es lo que tiene la Alta Política, que todos sospechan de todos, como si fueran chinos.

9Mejor dicho, intercambios no... regalos... porque las bolsas blancas se ven entrar... pero nadie ve salir nada a cambio.

10Aznar en su todopoderosa sapiencia y con sus contactos con la NSA, la CIA, el MI-5 seguro que algo pinta... y si no, siempre podrán echarle la culpa, total está jubilado.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres