Blogia
CruceDeCaminos

Cuestión de Tiempo

 

Ayer vi “El curioso caso de Benjamin Button” y parece que el tiempo diera marcha atrás desde entonces.

Son tantas las capas sobre las que reflexionar tras ver esta película. Es tan difícil encontrar las palabras adecuadas para explicar lo que sentí mientras la veía y tras verla. El principal protagonista no es Benjamin, es el paso del tiempo; Es lo inevitable de nuestras acciones; Es el destino.

Todos compartimos un destino. Da igual que seamos iguales o diferentes. Da igual que nuestras vidas sigan direcciones opuestas o caminos diferentes. Da igual que envejezcamos o rejuvenezcamos. Todos convergemos en el mismo sitio.

Y luego está la cadencia del tiempo, el como lo marca todo. En como todo parece ya tejido y las acciones de unos y otros convergen en nudos de una misma madeja, tejida por vete a saber tu quien. Y con la cadencia está su paso, la imposibilidad de dar marcha atrás y con cada acción que cometemos, las consecuencias disparan otras acciones y otras consecuencias, como si viviéramos en una gigantesca reacción nuclear, donde cada uno de nosotros somos una partícula elemental.

Finalmente está el paso del tiempo. No podemos pararlo.

Nadie puede pararlo... así que solo nos queda disfrutar de cada momento. 

Carlos.

P.S.: No dejéis de ir a verla. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres