Blogia
CruceDeCaminos

A Vueltas Con Passau...

Hola a Tod@s!!


Aquí estoy, a vueltas con Passau, después de casi un mes, resulta ya un poco absurdo seguir narrando mis aventuras por semanas, así que pondré algunas fotos más y un resumencillo de lo que hice la tercera y cuarta semana.


Después del cansancio de Praga, hicimos varias cosas aquella semana... creo que aquel lunes fue algo relajado e hicimos poca cosa, aunque la fiestecilla en la 'Haus der Jugend' no nos la quitaba nadie. Al dia siguiente, por la tarde teniamos una Stammtisch en el Pub Extreme. En realidad, era un encuentro de todos los grupos de diferentes nacionalidades, que dabamos clase en la VHS (VolksHochsSchule). Estuvimos compartiendo cervezas con los profesores (Hans, Cristina, Wolfram e Ines) y con la gente de otros grupos... hasta la Montse le acabó enseñando a un japo-alemán a decir: "Bindito sea! Po zí, Amparo! Viva España!"



Stammtisch en el Extreme.


Al dia siguiente, teniamos una excursión al principal periódico de Passau, el Passauer Neuen Presse... pero la noche anterior fue muy larga y el cansancio acumulado nos hizo que muchos nos quedaramos durmiendo, ya que era optativa. Lo bueno vino esa noche de miercoles. Llegaba la fiesta de fin de semestre... la fiesta del fin de las clases en la Universidad de Passau. La fiesta (o el fiestón, mejor dicho) iba a ser en el Teatro de la ciudad, en una sala gigantesca... nosotros, antes de ir para allá, fuimos a calentar motores al Selly's puesto que era miercoles y todo estaba a mirad de precio.



Calentando motores en el Selly's... Cuidado con los Mai-Tai...


Después del Selly's nos fuimos para la fiesta donde no paramos de bailar y desfasar... fue increible y una noche muy especial para mi... aquí teneis alguna foto más del evento...



...que los carga el Diablo (o Charlie) y luego no se responde.


Al dia siguiente hubo muchas resacas, dolores de cabeza, cuerpos fatigados, gente que deambulaba por aqui y por allá... pero algunos irreductibles tenian fuerza para levantarse a estudiar antes de ir a comer y después a clase... jajaja... nuestro aguante no tenia límite. Y hasta fuimos capaces de ir a la piscina (por cierto, una piscina que era casi un parque acuatico, y donde la Montse... bueno, esa es otra historia...) aquella tarde de sol.



Que bonito es levantarse a estudiar con resaca.


Paso el jueves con piscina incluida y el viernes decidimos que seria tranquilo, porque el sabado ibamos de viaje a Viena y queriamos estar descansados.


Viena fue como un ligue veraniego, no nos duro más de un dia, pero nos cundió e hicimos una visita relampago a la ciudad con sus buenos cafes a cinco euros incluidos (si no te clavan por un café en Viena, es que no has estado allí). Paseamos por la ciudad, nos tiramos por sus cespedes e incluso Patrizia (alias Extravengo) nos dejo alguna de sus frases chileno-alemanas para el recuerdo.




Paseando por Viena... que raro que no cobraran por hacerlo.


Al dia siguiente teniamos libre de nuevo y como nuestros planes de ir a Salzburgo se habian truncado por la mala combinación de los trenes, nos marchamos a Regensburg... una ciudad cercana a Passau, muy parecida a ella y con la que al parecer tiene una competencia proveniente de siglos.


Una ciudad muy bonita con un centro historico medieval y una catedral que merecen la pena visitar. Nos pasaron muchas historias como la de Ale con los niños de la Locomotora, Sara con el piki-piki del tio de los Kebab o el cambio de trenes a la vuelta en el pueblo fantasma mientras buscabamos un lugar donde pillar cerveza.




Regensburg... o como escaparse a una ciudad vecina para seguir haciendo el loco.


Después de Regensburg, entramos en la última semana,... la temida semana de los examenes... jajaja...


Esa semana la tuvimos libre de excursiones con la excepción de la visita al Museo de Arte Moderno de Passau, donde habia una exposición de Picasso. En teoria era la semana donde debiamos apretar y estudiar, pero no nos quedamos sin nuestras escapadas nocturnas al Kamera, sin nuestras fiestas en la Residencia y sin divertirnos un poco.



En clase, como niños buenos... con Cristina, la profe.



En el Kamera, como niños malos... bailando con Sarita.



Y de vuelta a ser buenos... en la Biblioteca de la Uni (habeis visto que mesas?)


Después de algunas salidas llegó el jueves y el viernes con sus respectivos examenes escritos y orales... temiamos los resultados y nuestra conciencia pasaba factura de tanta juerga, pero al final, en la fiesta de despedida en la 'Haus der Jugend', nos dieron las notas y todos excepto uno (lo siento Juanito, compañero de pupitre... sabes que estás excusado) aprobamos.


Aquí os dejo la última foto, de la fiesta de despedida, con el hijo de Helmut (Johannes que arte!!) de siete años poniendonos chupitos y con la amargura de un mes increible que se acababa.



Falta alguien?? Supongo que no... Bueno, quizás Helmut.


Después, el sabado un grupo de aventureros nos marchamos a München de nuevo, para pasar el dia de fiesta allí y para reencontrarnos con el grupo el domingo en el aeropuerto... un buen colofon para el viaje, sobretodo por todo lo que nos sucedió (casi-perdida del Tren hacia München incluida).


Y aquí acaba mis historias (muy resumidas) sobre Passau... cuanto lo echo de menos y cuanto echo de menos estar allí junto a ti, niña.


Un saludo,


Carlos.


P.S.: Pronto cositas de mis "otras" vacaciones y alguna que otra cosa más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

DuNa -

Toda la gente de Málaga que va a Almania va a Passau?? jejeje es que tengo una amiga que estuvo allí el verano pasado con otro grupo de gente de aquí de Málaga :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres