Blogia
CruceDeCaminos

Déjalo estar

Parece cierto, la he vuelto a engatusar para que pueda decir lo que siento...

Déjalo estar,
deja de pensar así.
Abandona este camino,
tomando la decisión más difícil.



Habla mi cabeza,
responde, a donde se dirigen mis venas.
No puedo abandonar esta idea,
ni reprocharte que no me ames del todo.


Deja de verla,
no tienes ni un motivo más.
Si no saldrás perdiendo...
tú, mirandola a corazón abierto.



Habla mi cabeza,
responde, a donde se dirigen mis venas.
No voy a dejar de quererla,
por mucho que desee hacerlo.


Piensa en ella,
está demasiado lejos.
No puedes esperar eternamente,
ni tampoco caminar al fin del mundo.



Habla mi cabeza,
responde, a donde se dirigen mis venas.
Es definitivo,
estoy, tan solo, enamorado de ella.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Tiny Dancer -

Qué dificil que es escuchar a la cabeza, cuando el corazón lucha tan fuerte por salir de tu camisa, no?

Saludos,
T.D.

Lou -

De verdad se puede diferenciar lo que dice la cabeza de lo que dice el corazón?

DuNa -

la lucha constante entre cabeza y corazón... quiérela y seguro que las distancias con el fin del mundo se hacen más cortas. Let it be, no? :-)

susana -

Buscaba palabras que expresasen como me siento y estaban todas aquí, perfectamente unidas, recordandome a mi misma que la huida es imposible.

woodsman -

jejeje, me ha salido mi lado disléxico... quería decir que la cabeza puede decir misa, pero el corazón hace lo que le da la gana.

woodsman -

te entiendo muy bien. No sé en tu caso, pero en el mío, la cabeza no escucha nunca.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres